21 de Junio de 2011

I'm Alive - Billie The Vision & The Dancers

Nos encontramos a escasas horas del solsticio de verano, los que vivimos al norte de la franja ecuatorial, y tenemos ante nosotros el día más largo del año o lo que es lo mismo, la noche más corta. Por si hay algún despistado que no se ha dado cuenta, las altas temperaturas de los últimos días se encargan de recordarnos la posición meridional del Sol respecto a nuestro pequeño planeta. Una época controvertida en lo que a la música se refiere, por un lado los grandes grupos ya andan maleta en mano dispuestos a promocionar sus últimos trabajos de ciudad en ciudad, y de festival en festival. Por otro lado "tropecientos" personajes se esfuerzan por componer la canción más simplista y pegadiza posible, en busca del cetro "la canción del verano". Y en medio de todo estamos los consumidores, teniendo que pagar precios en muchas ocasiones desorbitados para poder acudir a alguno de esos festivales y teniendo que aguantar hasta septiembre, en el mejor de los casos, las mismas canciones cuya única utilidad generalmente es el rozamiento entre cuerpos (de lo cual no me quejo) o el acompañamiento de una coreografía tan sencilla, que somos capaces de reproducir hasta los más torpes.



Dentro de este último grupo, el de las canciones de verano, apareció hace un par de años algo muy sorprendente, la guerra entre un gordo con peluca cuyo éxito radica en alargar las erres que cierran los infinitivos de los verbos, el incombustible Georgie Dann y grupos de mujeres a las que les deben haber inyectado hasta sus propias voces en sus pechos, la ganó una buena canción. La que desencadenó la actual batalla de anuncios de cerveza veraniegos, donde no paran de recordarnos que si tuviéramos un cuerpo escultural, dinero, mucho tiempo libre y una casa en algún lugar costero de la península con un barco aparcado en la puerta, podríamos vivir el verano de nuestras vidas. ¡¡Maldita sea!! Solo cumplo lo del tiempo libre, en otra vida será. El caso es que me será difícil de olvidar, lo cual ya es todo un logro, el tema de "Billie The Visión & The Dancers" mientras me imagino en mi todo-terreno descapotable de fiesta en fiesta y siempre rodeado por mujeres casi perfectas. 

El último trabajo de este grupo sueco, data de 2010, donde intercalan canciones positivas tipo "Summercat" con algún tema más intimo y personal. "I'm Alive" es una muestra de que Billie The Vision puede ser algo más que un grupo "One hit wonder" y la encargada de inaugurar el verano en Conciertos Sentidos.



Reacciones: 

15 de junio de 2011

New Shoes - Paolo Nutini

Me veo en la obligación, antes de nada, de disculparme ante los que seguís, seáis muchos o pocos, este blog por nada más y nada menos  UN MES de inactividad. No tengo ninguna intención de excusarme ni nada por el estilo, ya que esto es algo muy personal, un placer para mi, que no siempre apetece. Como he manifestado desde mi primera entrada, soy una persona muy versátil respecto a mis gustos musicales, siempre dentro de unos límites, y en esos límites se encuentra encuadrada lo que me gusta titular "la amusicalidad". Del mismo modo que el amor es dependiente del odio, o la alegría necesita de la tristeza, creo que mi personalidad y mi gusto por la música exige de ciertas etapas de "amusica" (no os molestéis en buscarla en ningún sitio, que me la he inventado), que me sirven para valorar en un grado mucho mayor la épocas musicales. Supongo que todos tenemos nuestras rarezas que nos diferencian de los demás y nos hacen únicos. Nos voy a negar, que durante este mes, no me haya sentado ante el teclado, pero escribir y publicar música que no sientes es mucho mas costoso. 

La canción de hoy la descubrí gracias a un@ amig@, y me la definió como un tema ideal para "despertares sonrientes" y no me queda otra, que como en muchas ocasiones, darle la razón. De hecho la historia que nos cuenta la canción es sobre un despertar de frió martes. Aunque supongo que puede servir para otros muchos momentos, el buen rollo que transmite es incuestionable. 

Paolo Nutini, a pesar de lo que pueda parecer por su nombre, es escoces. Un joven de 24 con pinta de niño pijo, influenciado, en lo que respecta a su música, por muchos de los grandes artistas que han nacido en las islas británicas y eso se nota y se agradece.

Una buena canción para retomar la actividad bloguera, Conciertos Sentidos no ha muerto, estaba de vacaciones






Reacciones: